viernes, 16 de octubre de 2009

Historia de un regalo de aniversario


Hola, buff no doy a basto con las cosas que tengo que publicar. En primer lugar, el 14 fue mi aniversario, y mi marido llevaba un tiempo preguntándome qué quería que me regalara, como con esto de la crisis y yo en paro, el horno no está para bollos con lo que le dije que un detalle, que no se complicara la vida. Siempre (o casi siempre) me ha regalado tecnología (móvil, el último mp3 del mercado, el ordenador de la cañá...), con lo que no estoy acostumbrada a regalos cosas normales (un bolso que me encantan, un neceser, un monedero, un par de pendientes, un anillo que también me encantan... en fin lo que se regala habitualmente), ya dejé caer cosas que me apetecían, quería una planchita para no tener que estar subiendo y bajando escaleras cada dos por tres... una regla de patch (a lo que me miró como si le hubiera pedido una cápsula espacial), y unas ray ban de aviador, aunque sabía que esto no iba a caer en esta ocasión por lo que he comentado antes. Pero lo solté sin mucho detalle, el caso es que el día 14, viene todo emocionado con un par de reglas que LA CARA DE FRIGO PIE se me quedó a mi. Son las de las fotos... pero esto qué es???? le dije (y encima intentando disimular), pues unas reglas, el caso es que no he sabido para qué son, tienen pinta de ser unas reglas para patrones de confección... o yo qué se!!!. El caso es que terminamos por la tarde en una mercería donde había comprado las reglas que no sabían qué eran las reglas de patchwork y yo con el corazón a mil por si no me devolvían el dinero... no era un capital, pero no me apetecía gastarme el dinero en retales, pero no hubo problema ninguno y al fin tengo mi regla, fuimos a una mercería de cosas de patchwork y voilá ya la tengo. Me dió para la regla, unas tijeritas de grulla, para mi recién estrenada colección y una caja de maxi alfileres largos que los que tenía se me pierden en los trabajos y el otro día me pinché con uno en el culete, :-) y me ha quedado para darme un pequeñito capricho en la mercería donde doy las clases (con lo fácil que hubiera sido ir allí directamente... ), en fin que todo se quedó en una anécdota. A todo esto, estoy con mi sal de punto de cruz, el sal solidario, y con el montaje de la colcha a dos mil... así que, y encima esta semana ha tenido un día menos, así que no doy a basto, y ahora a llorar que ponen el niño con el pijama de rayas en la tele, y con el libro me pasé llorando media hora este verano en la piscina y mis vecinos mirando... Mañana publicaré otro dato solidario, es una promoción que hace Dyson, con un modelo de aspiradora que han sacado en edición limitada y cuya parte de esa venta se va a destinar a la lucha contra el cáncer de mama. Así que si alguien se tiene que comprar una aspiradora... esta inversión será para una causa solidaria. Besos y hasta mañana.

3 comentarios:

ROSSETA dijo...

Por lo menos, tuvo el interes de ir a comprartela, que eso ya es mucho...
Ves al final tuvistes que ir tu....
Un beset y hasta el lunes..

Maite dijo...

Vaya, vaya... con las reglas... que odisea. Bueno pues ahora a aprovecharlas... y felicidades por el aniversario. Por lo menos se acuerda. Yo solo llevo 2 años casada y se le ha olvidado las dos veces. Pero bueno es un marido estupendo que algún defecto tenía que tener... je je Ah y lo de la plancha yo tengo una chiquitina y viene muy bien para cosas pequeñas porque yo también tengo la plancha arriba y estoy hasta el gorro de las escaleras.

saludos

Robledo Ruiz dijo...

Chica que detalle, se molesto en comprarte las reglas, muy bien por el, la culpa la tienen las de la merceria si no sbian lo que era, que no lo vendan, y eel pinchazo en el culo, cuidado que estos son mas largos jajajajaja,un beso

Datos personales

Mi foto
Godella, Valencia, Spain
Me llamo Marta y tengo 39 años. Madrileña de nacimiento, malagueña de sentimiento y valenciana por amor. Entre mis aficiones me apasionan la lectura y las labores, bordados, punto de cruz,y enamorada del patchwork

Mis amigas y yo estamos cosiendo